Por: Adolfo Nivar

TOMAR UN VASO DE AGUA TE HÁRA SOÑAR DESPIERTO

Solo requiere 15 minutos, y no siempre tienes que hacerlo a la misma hora.  Este acto puede impactar positivamente en tu trabajo, en tus días más productivos,  pero será especialmente útil en los días en que nos sentimos desorientado o abrumado. Dirás: « y eso que tiene que ver con el vaso de agua». Espera, espera….

No hace falta escribir en un diario o hacer un brain storming. Lo que es probable que puedas descubrir tu vena de escritora o escritor con el tiempo, pero ese no es el tema.

Esta actividad tiene dos propósitos principales:

  1. Un punto de control para que revises tus objetivos.
  2. Una salida para alcanzar ideas que no podrías conquistar durante el resto del día.

A menudo estamos tan atrapados en hacer todos los pendientes del día que no nos tomamos el tiempo para reflexionar sobre si todas esas acciones nos están llevando al final, a nuestro objetivo profesional o personal.

Es posible que debas hacerte preguntas como:

  • ¿Debo cambiar mis prioridades?
  • ¿Hay otras opciones que serían mejores para mí en este momento?
  • ¿Estoy usando mi tiempo libre sabiamente?

Cuando te acostumbres a evaluar cómo pasas tu tiempo, te ayudará a identificar posibles dificultades. Esto también te servirá para detectar si tus  ideas no son tan buenas antes de dedicar demasiado tiempo a ellas y centrarte en otras mejores.

luego de esto, toca celebrar tus éxitos

Examinar tu comportamiento mientras evalúas tu progreso te será necesariamente útil. 

La autorreflexión es una gran oportunidad para celebrar tus triunfos: ¿qué te está yendo bien? ¿Hay alguna manera de repetir o establecer los parámetros de tus éxitos actuales?

No hace falta tener la presión de armar de palabras bonitas ni de refinar tus expresiones en la escritura, se trata de expresarte como «de andar por casa» sentirte  libre para que puedas expandir tus pensamientos que por lo regular, no solemos tenerlos dentro de nuestras prioridades expresivas.

Resalta uno o dos de tus éxitos recientes que te motivarán en la medida que avanzas.

Es hora de afinar tus planes

¿Piensas que no tienes tiempo para reflexionar 15 minutos durante el todo el día?

Lo más probable es que tu rutina diaria ya está lo bastante llena y no tengas interes en lo que realmente te gustaría trabajar.

Esta sesión de escritura de 15 minutos diarios, puede ser el momento de convertir tus reflexiones de sueños e ideas creativas en planes concretos. Tal vez con esa inversión de tiempo crees el calendario de contenido para tu nueva web, para un diseño creativo, post, o quizás  descubras cómo tus habilidades de escritura te pueden convertir en gran estratega de marketing de contenidos para empresas .

Es posible que algunos días no tengas mucho de qué escribir, pero cada sesión de escritura se basa en la anterior. Un par de palabras que anotes un día podrían provocar un avance más adelante para esa semana.

Ah, y sobre ese vaso de agua ¿?

El vaso de agua simboliza la claridad de este hábito diario para ayudarte a cultivarlo. 🙂

Cuando disminuye la velocidad y bebes agua durante un período de 15 minutos, te recordarás que este breve ejercicio te permite optimizar la forma en que pasas la mayor parte de tu tiempo.

Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo. Jacques Y. Cousteau.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

*

Menú
Call Now ButtonLlamar Ahora!